top of page

Camino hacia el pasado, de Mary Higgins Clark

Este mes, por la iniciativa #LeoAutorasOct, os quiero hablar de este thriller de la autora estadounidense Mary Higgins Clark, Camino hacia el pasado. Pero antes os contaré una curiosidad sobre cómo este libro llegó a mis manos. El pasado 5 de agosto vi en la cuenta de Instagram de La nave invisible, (que para quien no lo conozca es un proyecto literario dedicado a la divulgación de fantasía, terror y ciencia ficción escrito por mujeres y autores no binaries) una publicación en la que habían incluido a esta autora en la base de datos de su web. Enseguida le di un corazoncito porque en mi interior se removió un sentimiento del pasado. Y es que, aunque nunca antes había leído a la autora, sí que la conocía porque me sonaba su nombre de los anuncios de la tele de hace años, en los que promocionaban colecciones literarias que se podían conseguir en los quioscos (creo que este tipo de colecciones aún se venden). Si mi memoria no me engaña, anunciaban los libros de esta autora cuando yo era más pequeña y pasaba los veranos en el apartamento de mi abuela. La cuestión es que, unos días después fui a lavar el coche y, encima de una de las máquinas aspiradoras, alguien había dejado abandonados una pila de libros. Entre ellos, había un ejemplar de Camino hacia el pasado, de Mary Higgins Clark. Recordando la publicación de La Nave Invisible y, yo que creo en estas casualidades del destino, me lo llevé.

Habiéndoos puesto ya en contexto, ya sabéis que este mes estoy a tope con las anécdotas, entro en materia. La novela cuenta la historia de Emily Graham, una abogada que compra una gran casa de estilo victoriano en el pueblo de Spring Lake, la cual había pertenecido a sus antepasados. Con esto busca un cambio de aires, ya que su vida no ha sido fácil en los últimos meses: ha pasado por un divorcio complicado y ha tenido que sufrir el acoso de un hombre que se vio afectado por la resolución de uno de sus casos. Sin embargo, su intención de descansar antes de reincorporarse al trabajo en un nuevo bufete se desvanece. El día en que Emily se instala en su nueva casa, las obras de construcción de la piscina en el jardín sacan a la luz el cadáver de una joven que desapareció en el pueblo cuatro años atrás. Junto al cadáver, aparece un anillo que perteneció a una antepasada de Emily, que vivió en esa casa y murió en circunstancias similares ciento diez años antes. El hallazgo de la joven Martha, y de los restos de Madeline, conmoverá al pueblo y revivirá la investigación para determinar los hechos y descubrir a un culpable que parece imitar el crimen de hace décadas, que también se cobró la vida de otras jóvenes muchachas de Spring Lake, y que todo apunta, puede volver a atacar pronto para cumplir con un ritual perverso.


A mí personalmente me ha gustado la historia, me ha parecido interesante y sorprendente, porque la autora te va dando pistas sobre el asesino, que narra algunos capítulos en primera persona aunque sin identificarse, así como de los posibles sospechosos, pero no era ninguno de los que yo creía. Hay una investigación paralela entre Emily, que por un lado intenta conectar los crímenes actuales con los del pasado, junto con la de la policía, además de que todo se repite, puesto que aunque se haya mudado a Spring Lake, un nuevo acosador le deja fotografías suyas por debajo de la puerta, asustándola y mandándole el mensaje de que está siendo vigilada. Igualmente, las similitudes entre los crímenes actuales y los que se cometieron ciento diez años en el pasado, y que quedaron impunes, lleva a los ciudadanos del pueblo a conjeturar incluso acerca de la reencarnación. ¿Es posible que el asesino del pasado se haya reencarnado y esté cometiendo los mismos tipos de asesinatos?


Había leído reseñas negativas de la novela, de lectores que ya habían leído a la autora previamente y no les pareció que esta novela tuviera nada de especial. Yo la he disfrutado, me ha intrigado y me ha parecido que, aunque tiene muchos personajes, no me ha resultado difícil de seguir y ha mantenido el ritmo y la incógnita sobre los hechos y sobre el culpable durante todo el libro. Creo que un buen thriller es lo que debe conseguir: mantener la curiosidad y que el lector haga su propia apuesta sobre el desenlace.




Comments


 Posts destacados
Posts recientes
bottom of page