¿Por qué hago reseñas?

No sé si alguno de vosotros se lo pregunta, ya no por mí, sino por cualquier lector o autor en general que se dedique a comentar y recomendar sus lecturas. Yo me lo he preguntado alguna vez, por qué lo hago y qué sentido tiene, y estas son mis conclusiones.

En primer lugar, ¿por qué lo hago? Me gusta leer. Ahora tengo más tiempo que hace unos meses, por lo que puedo leer con más frecuencia que antes y también dedicarme a escribir una reseña. En este tiempo me he dado cuenta de que escribiendo sobre otros libros soy capaz de analizar mejor lo que he leído, de extraer los mensajes que contenía el libro (o los que yo he percibido) y trasmitirlo a los demás. Aunque pueda resultar extraño, varias personas que han leído el mismo libro no tienen por qué haber entendido lo mismo y, a quien le guste leer reseñas, puede darse cuenta de esto y descubrir algo que se le pudiera haber pasado por alto.


En segundo lugar, ¿para quién hago las reseñas? Aquí puede surgir un debate porque he visto que hay quien piensa que las reseñas son para los lectores y no para los autores. Yo no estoy de acuerdo, creo que es para ambos, aunque yo le doy más peso al lado de los autores. Como autora, para mí es muy satisfactorio ver que alguien ha leído tu libro y además ha querido escribir algo sobre él. Es una forma de ver que ha merecido la pena escribir y publicar, que ha llegado a alguien que ha dedicado parte de su tiempo, y por tanto parte de su vida, a tu trabajo. Hay muchos tipos de reseñas, pero al menos con las que yo hago intento que el autor vea lo que he sacado de su libro, lo que me ha trasmitido, lo que me ha gustado. Por supuesto las reseñas también van dirigidas a posibles lectores, pero yo al menos no leo cualquier reseña, leo aquellas sobre libros que tengo interés en leer o incluso que ya he leído para ver las conclusiones a las que ha llegado otro lector. También leo reseñas de los libros que yo misma reseño por esa misma razón y por curiosidad, por ver si varios entendemos lo mismo, si comentamos lo mismo o si tenemos una visión o algún detalle particular que haga diferente cada comentario.


También escribo reseñas porque es una forma de promoción y publicidad, gratuita, sí, al menos por el momento porque no se adónde me llevará esto, nadie me paga por ello y yo compro, leo y reseño los libros que quiero. Esto me hace escribir con total libertad, lo hago con gusto porque, como decía antes, disfruto leyendo y escribiendo (y tengo tiempo, factor también importante). Hago publicidad de los libros que leo y me gustan, pero no los recomiendo abiertamente porque lo que a mí me ha gustado puede no gustarle a otros. Sin embargo, al hablar de un libro lo estoy dando a conocer, si es que alguien no lo conocía ya, cuento de qué va, lo que he sentido, lo que me ha trasmitido y quien lo lea podrá decidir por sí mismo, no porque yo haya dicho lo que tiene que leer. Me cuesta hasta recomendar mis propios libros, así que...


En tercer lugar, ¿cómo lo hago? Solo hago reseñas de los libros que me han gustado. Sé y entiendo que no todo el mundo hace lo mismo, pero mis motivos son estos:

· Si un libro no me ha gustado no quiero dedicarle más tiempo porque hacer una reseña lleva trabajo.

· Si lo hiciera tampoco me gustaría hacer una reseña completamente negativa por lo que tendría que esforzarme en buscar algo positivo del libro y, otra vez, supondría dedicarle demasiado tiempo a algo que no ha surgido de forma natural.

· No me parece productivo hacer una reseña completamente negativa, o al menos no de forma pública. Si tuviera confianza con el autor, de forma privada le explicaría los errores o detalles a mejorar que he visto (errores objetivos, porque a mí puede no haberme gustado algo por ser yo y de eso el autor no tiene la culpa). Creo que una reseña únicamente negativa no aporta nada más que quizá el posible desahogo del lector ante una lectura que le ha decepcionado. El silencio también es una forma de expresión y es mucho más llevadera.


Puede que penséis «pero, Irene, también te estás haciendo promoción a ti misma». Efectivamente. Me gusta que entréis en mi blog, que leáis lo que escribo y con suerte os descubra algo nuevo u os haga reflexionar. Hay autores y lectores que comparten mis publicaciones porque a todos nos interesa, al lector que le ha gustado, al autor de cuyo libro he hablado para que llegue a más gente y se conozca su obra, a mí para que conozcáis esta faceta y quizá también la de escritora... Creo es un círculo de colaboración sano, libre de compromiso, desinteresado (si quieres entras y si no, no; si quieres lo compartes y si no, no, no me voy a enfadar). Y si algún día vuelvo a dejar de hacer esto no será porque tenga pocas visitas, será seguramente por falta de tiempo.


En conclusión, ¿qué sentido tiene esto? Pues que lo hago porque quiero, porque me gusta, porque me siento bien dando visibilidad desde mi humilde blog a libros, autores y editoriales que considero que lo merecen desde un punto de vista positivo, agradable y constructivo. Además recibo un feedback muy bueno, incluso de autores a los que les ha alegrado el día ver una buena reseña sobre su libro. Y volviendo a lo de antes, puede que a algún lector también se lo parezca, pero es menos habitual que un lector cualquiera te felicite por una reseña cualquiera antes que el autor o autora que ha creado ese libro.


Para terminar, quería decir que en Goodreads, plataforma y comunidad de lectores y autores, está la opción de valorar libros dándoles una puntuación y pudiendo publicar una reseña. No he valorado en esa web todos los libros que he leído porque abrí la cuenta hace unos meses y empecé a hacerlo con mis lecturas más recientes, pero de vez en cuando voy añadiendo más valoraciones poco a poco, tanto de los libros que me han gustado como los que no, aquí sí, porque en este caso hacer clic en las estrellitas no me lleva más de 5 segundos y no los reseño. Mis propios libros están en esa web, de hecho creo que Último tren a la Tierra fue el único libro cuya ficha no registré yo y sí que tiene algún comentario, puedo ver las puntuaciones, las reseñas y también quién tiene el libro marcado como que le gustaría leerlo o lo está leyendo actualmente. En realidad esto no me dice nada porque alguien puede haber marcado eso en un momento determinado y que nunca llegue a leerlo, o que empiece y no lo termine porque no le esté gustando o hacerlo pero nunca llegar a votar o comentar nada porque no le apetezca. Pero a mí me sirve para saber que mi libro está por ahí, que al menos alguien ha oído hablar de él, que tiene cierta presencia, lo que es el objetivo también de este blog.


En el mundo de la inmediatez da la sensación de que a los pocos meses de la publicación de un libro ya no tiene interés porque siguen saliendo nuevos constantemente, por eso reseño libros más y menos recientes, conforme los descubro y los leo para que no se pierdan porque no son caducos, no se marchitan, siempre alguien puede encontrar algo nuevo en ellos.

 Posts destacados
Posts recientes