top of page

Los compases del tiempo, de Bianca Aparicio Vinsonneau

Esta semana os traigo la reseña de esta novela histórica, Los compases del tiempo, de la autora Bianca Aparicio Vinsonneau. Si de algo creo que sirven las redes sociales es para mantenernos conectados y mostrarnos cosas que quizá no conocíamos. Así es como me enteré de la existencia de este libro, por Bookstagram, y de que necesitaba leerlo. Por un lado porque transcurre en mi ciudad, en Alicante, y no solo quería leerla por entretenimiento, sino también porque tengo pendiente escribir una historia ambientada aquí y esta novela podía ayudarme con los datos históricos. Por otro lado, la protagonista se llama Aurora Robles, por lo que podéis imaginar mi sorpresa y curiosidad. Esta novela representaba para mí esas casualidades de la vida.

Los compases del tiempo está ambientada en la Guerra Civil, en Alicante, la última ciudad española en resistir el avance del Ejército Nacional, donde muchas personas intentaban continuar con sus vidas entre bombardeos, y donde muchos forasteros buscaban refugio.


Cuando comienza la guerra, la vida de las hermanas Robles cambia drásticamente. Aurora, la mayor, debe renunciar a sus estudios de matrona y, junto con el médico Fernando Redondo, amigo de la familia, dedica casi todo su tiempo a ayudar a los enfermos y heridos en la Casa de Socorro. Estrella y Rocío, las mellizas, deben madurar prematuramente y enfrentarse a un mundo hostil y cruel para sacar a su familia adelante. Benigno, el padre, relojero desde que era joven, se ve forzado a ir al frente dejando a sus tres hijas, aunque no estarán solas ya que cuentan con la ayuda de la señora Faustina, una viuda que ha convivido con los Robles desde hace años y cuyos hijos también luchan en la guerra. Margarita, la madre de las hermanas Robles, desapareció cuando Aurora tan solo era una niña y al poco de nacer las mellizas, hecho que ha marcado sus vidas, siendo Margarita una protagonista ausente.


Tal y como explica la autora al final del libro, esta novela es una ficción histórica, ya que se ha tomado algunas licencias al narrar ciertos hechos. Sin embargo, el contexto histórico, la guerra, los bombardeos, la muerte y la miseria desgraciadamente fueron reales. Esta historia, dentro de su crudeza, habla de una realidad de nuestro país, de millones de vidas truncadas que no deberíamos olvidar para comprender que la guerra no lleva a ningún sitio. Nadie gana una guerra, porque todo el mundo pierde algo: seres queridos, empleos, derechos, libertades... Tan solo se imponen unos sobre otros creyendo que hacen lo correcto. Tristemente las guerras no son algo que forme solo parte del pasado.


Los compases del tiempo incide en los personajes femeninos, mujeres que aunque no estaban en primera línea, también luchaban por salir adelante con la dificultad añadida de que poco tenían que aportar si no tenían a un hombre a su lado. A esto tendrán que enfrentarse las hermanas Robles y la señora Faustina, no solo al miedo y la incertidumbre de tener a sus familiares lejos y no saber si los volverían a ver, sino también a las limitaciones de su condición y a quienes intentan aprovecharse. En cualquier caso, la fortaleza y la determinación es algo que las define a todas ellas, que no dudan en ayudar a quienes más lo necesitan, escondiendo a refugiados en su propia casa, aunque eso también las pueda poner en peligro.


A pesar de todo, las hermanas Robles conocen el amor más puro y sincero, que en tiempos de guerra supone la mayor esperanza. Los momentos difíciles también son capaces de proyectar el lado más bondadoso de las personas, incluso arriesgando o sacrificando todo lo que tienen.


Y el tiempo, aliado y enemigo a partes iguales, elemento fundamental de la historia, que pasa despacio cuando el momento es duro, pero vuela en brazos de la persona amada. La novela intercala capítulos en el presente y en el pasado, pues va retrocediendo y completando información de la juventud de Fernando, Benigno y Margarita, y explicando cómo el tiempo y un valioso reloj son los guardianes de un gran secreto familiar.


La novela está muy bien escrita, la autora te transporta al momento en que el transcurre todo y hace que parezca fácil todo el trabajo de documentación, investigación y narración que hay detrás. Es inevitable que sea una novela dura y triste, porque narra acontecimientos que lo son, pero también hay fuerza, valentía, ternura. Recomiendo su lectura a quien quiera conocer esta parte de nuestra historia desde los ojos de las hermanas Robles y desde la costa alicantina.

Commentaires


 Posts destacados
Posts recientes
bottom of page