Sobre la ciencia ficción española actual

¿Qué entendéis por ciencia ficción? ¿Se os ocurre algún título de una novela de ciencia ficción? ¿Y que sea de un autor español? Hoy voy a hablar un poquito de esto, ya que fue otra de las propuestas que recibí por Instagram hace unas semanas para comentar en este blog, también haciendo referencia a mis propios libros. Exactamente me escribieron lo siguiente:


Sobre tus libros y tu opinión de la ciencia ficción actual española.

Como tantas veces he comentado ya en el blog, yo empecé a publicar en 2014. Por aquel entonces no existían la mayoría de editoriales españolas tradicionales (que no fueran de autoedición o coedición) que a día de hoy se dedican a publicar este género, normalmente junto a la fantasía y el terror, o junto a otros muy diversos. En realidad tampoco es que me planteara muy en serio lo de publicar con una editorial tradicional. Es cierto que lo pensé, pero más bien como un sueño, como algo a lo que aspirar, aunque sabía que lo tenía difícil siendo novel y desconocida. Por eso me decidí por la autopublicación. Es posible que si en aquel momento hubieran existido las editoriales que más adelante mencionaré mi decisión hubiera sido otra, quizá la de intentar publicar con alguna de ellas o al menos poder conocer otros libros del estilo, qué solían publicar y qué temas trataban.


En aquel momento me gustaba la ciencia ficción, escribía ciencia ficción, pero tampoco era del todo consciente de lo que era este género dentro del mundo literario. Desconocía editoriales que publicaran o escritores que escribieran ciencia ficción, más allá de Isaac Asimov, con su extensa obra, y algún que otro autor que conocía de repente. Todo esto cambió en 2017, cuando mi relato Realidad 10.4.2 fue seleccionado para la antología Alucinadas 3 (libro actualmente descatalogado, pero dejo aquí el enlace a una reseña que descubrí hace no mucho en la web Libros Prohibidos y que hace un muy buen resumen de todos los relatos). En ese momento, no solo yo misma me abrí paso en este mundo, sino que conocí a otras autoras que también escribían ciencia ficción, una editorial que la publicaba, Palabaristas, y la bola de nieve fue creciendo, abriéndome la puerta a un mundo totalmente nuevo. No estaba sola, por supuesto que no, era solo que hasta entonces no sabía hacia dónde debía mirar.


Resulta curioso que surgiera todo más o menos a la vez, ya que en la misma época en la que empecé a publicar empezaron a aparecer editoriales españolas de género que hoy en día son todo un referente. Por mencionar algunas, Literup se creó en 2014; Apache Libros, editorial con la que recientemente he publicado mi última novela Trans XYQ, nació en 2015; Cerbero y Titanium en 2017; Insomnia, Ediciones Dorna y Crononauta en 2018, Ediciones Freya y Hela Ediciones en 2019, Valhalla Ediciones en 2020; y no quería olvidar a las reciente y tristemente desaparecidas Triskel y Amanecer, que también publicaban historias dentro de este género. Igual que el camino de un autor novel es complicado, también lo es para una editorial novel.

Ya conocía por ejemplo Minotauro, sello del grupo Planeta que publica ciencia ficción, fantasía y terror, pero ni se me pasaba por la cabeza intentar publicar con esta editorial, lo veía inalcanzable y realmente a día de hoy tampoco lo he considerado (cosa que también hace que algo sea de entrada imposible, lo de no intentarlo. No sé qué pensaré o intentaré hacer más adelante). Este sello publica clásicos extranjeros de la ciencia ficción, obras conocidas, reconocidas y traducidas a otros idiomas, pero también cuenta en su catálogo con autores españoles, como Carlos Sisí, Sofía Rhei, Laura Gallego o Sabino Cabeza, recientemente ganador del Premio Minotauro 2020.


Por tanto, y entrando al tema que me ocupa esta semana, sobre mi opinión de la ciencia ficción actual española, me parece que es muy amplia y que hay muchos autores que la representan de forma espectacular. Además, la ciencia ficción no es un género cerrado ni limitado, engloba muchos otros y muchos temas que pueden considerarse ciencia ficción, por eso creo que puede resultarle atractiva a cualquiera porque todos podemos estar interesados en conocer algo en determinado momento, y si algo tiene la ciencia ficción es el poder de dar a conocer cosas que pueden resultar inimaginables y a la vez permitir la reflexión sobre otras que pueden ser cotidianas. En los últimos años, las antologías dedicadas al género, las editoriales que han ido apareciendo y los certámenes literarios específicos (la convocatoria al premio Domingo Santos o a la antología Visiones, ambos convocados por Pórtico, Asociación Española de Fantasía, Ciencia ficción y Terror; el premio Alberto Magno convocado por la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco, o el UPC, concedido por la Universidad Politécnica de Cataluña, convocatorias que se organizan desde hace décadas) han hecho mucho por la ciencia ficción española. Los que empezamos autopublicando también apostamos por ella, pero lógicamente desde un rincón mucho más pequeño, el del autor autopublicado que además lo hace con literatura de género muy específica.


No creo que la ciencia ficción sea un género minoritario ni despreciado, aunque hay lectores con prejuicios y realmente no sé por qué. ¿Será por la palabra «ciencia»? Lógicamente no le gusta a todo el mundo ni suele ser tan comercial como otros por los temas que se tratan o la forma en que se tratan y quizá por eso a veces confundimos esto, pero hay espectadores y lectores fieles a la ciencia ficción al igual que a otros géneros. Más allá de la literatura, en mi opinión hay series geniales de ciencia ficción (Futurama, Rick y Morty, Altered Carbon o Dark, por decir algunas que he visto), y también españolas (El ministerio del tiempo, La valla, Estoy vivo, El internado... aunque algunas combinan tintes más distópicos o sobrenaturales); también películas (Matrix, Origen, Terminator, Desafío Total, Aniquilación...) y películas españolas (El hoyo, Planet 51, Autómata...). No sé hasta qué punto una película o serie se considera, en este caso, española. Si depende del director, productor, guionista, actores, ubicación... Si conocéis más ejemplos o queréis aclararme esta duda, podéis escribirme sin problema, aquí solo quiero mostrar algunas ideas y por supuesto conocer más.


Y por cerrar el tema con mis libros, siempre digo que son ciencia ficción porque la trama de todos ellos transcurre en un hipotético futuro, con avances tecnológicos, donde los humanos interactúan con robots u otras formas de vida... Y donde además intento plantear ideas que van más allá de nuestro día a día. ¿Te imaginas viviendo en Marte o en un mundo subterráneo porque la superficie del planeta no permite la vida humana? ¿Te imaginas hablando con robots como si fueran un miembro más de tu familia? ¿Te imaginas viajando en el tiempo o conociendo realidades paralelas de tu propia vida? ¿Te imaginas que un extraterrestre se convierte en tu mejor amigo? Y estas preguntas además tienen otro punto de vista más allá del evidente: ¿te imaginas que destruyamos nuestro planeta hasta el punto de no poder vivir en él? ¿Te imaginas que la robótica avanzara tanto en la realidad como plantea la ciencia ficción? ¿Que queremos hacer robots tan a nuestra imagen y semejanza que se nos va de las manos? ¿Te imaginas advirtiendo a tu yo del pasado de aquel error que cometiste para intentar que no lo cometa? ¿Seguirías siendo tú y tu vida la que es de poder hacer algo así? ¿Seríamos capaces de dejar a un lado la intolerancia y los prejuicios que a veces practicamos con nosotros mismos y nuestros semejantes, para dar la bienvenida a un ser de otro planeta?


¿Podrías imaginar un mundo sin ciencia ficción? Sin esa literatura, esas series o películas, sin esas ideas o conceptos, sin esas hipótesis, sin esos planes o disparates... La ciencia ficción no solo nos muestra las cosas que como humanidad o sociedad podríamos llegar a hacer, sino también aquellas que sería mejor no llegar a descubrir nunca.

 Posts destacados
Posts recientes