El abismo del dragón, de África Vázquez

Por petición popular en las historias de Instagram, esta semana os dejo una breve reseña de la novela El abismo del dragón, de la autora África Vázquez. El verano pasado, Munyx inició una campaña de crowdfunding con la que poder financiar su trabajo como editorial y una de las recompensas estrella era esta edición especial de El abismo del dragón, una novela juvenil de fantasía.

El rey de Daeron ha enfermado y sólo hay un modo de salvarle la vida: los mejores caballeros y amazonas del reino deberán partir en busca de una escama de dragón.


Ravenna es una humilde aldeana que ha decidido unirse a la búsqueda. Sin fama ni fortuna, tendrá que arreglárselas para cruzar el Abismo del Dragón. Pero no se imagina lo que aguarda al otro lado.


Leí esta novela corta en tres días, saboreando una trama que me recordaba a mis primeras lecturas de juventud y considerándola firmemente una historia recomendada para los más jóvenes, para aquellos que estén empezando a leer y que se sientan atraídos por las aventuras, por magos y brujos, por caballeros, dragones y reinos mágicos.


Es una historia que tiene una premisa sencilla, pero es rica en personajes, lugares y situaciones de todo tipo, además de mostrar valores muy destacables: la bondad, la generosidad, el respeto, la amistad. Ravenna, la joven protagonista, no tiene miedo, quizá por inconsciencia en un principio, a unirse a la peligrosa misión de cruzar el Abismo del Dragón para conseguir una escama que, no solo puede salvar la vida del rey de Daeron, sino con la que además obtendrá la recompensa de cien monedas de oro con las que quiere ayudar a su familia. Ella, que siempre se ha visto en un segundo plano tras la belleza e inteligencia de sus dos hermanas mayores, sueña con buscar su lugar en el mundo, con destacar, con afianzar su propia identidad. Esto hará que se una al grupo de nobles caballeros y valientes amazonas hacia un reino desconocido. Por su juventud e inexperiencia, al principio nadie la toma en serio, y aunque inevitablemente eso la hace dudar de sus posibilidades, su objetivo y sus ganas de superarse la hacen seguir adelante. Y es que no importa quién uno es, sino lo que hace.


Esta es la segunda novela que leo de la autora, la primera fue El club de los miércoles, de la que también podéis leer la reseña aquí, y que también me gustó mucho. Ambas son historias especialmente para un público juvenil, aunque las pueden disfrutar lectores de cualquier edad. Si además pasáis o rozáis los treinta como yo, seguramente hagáis un viaje en el tiempo a través de las páginas y veáis estas historias con unos ojos distintos a vuestros yo del pasado.

 Posts destacados
Posts recientes