top of page

Asimilación, de Eva G. Guerrero

Me alegra comunicaros que, como comenté a principio de mes, he sido capaz de, no solo escribir sobre las anécdotas de escritora que tenía planificadas (es posible que más adelante publique alguna más), sino que también he podido terminar las dos reseñas que quería por la iniciativa #LeoAuctorasOct. Esta segunda reseña es de la novela Asimilación, de la autora valenciana Eva G. Guerrero y compañera de la editorial Apache. He de reconocer que es una historia que, aunque al principio me tenía un poco descolocada, su final me ha dejado gratamente sorprendida.

La novela cuenta la historia de la familia de Marlín, nieta de Gabriel Chabrol, ministro de Asimilación Cultural durante la dictadura de Ricardo Laguna, y el cazador de nazis César Acosta, quienes se enamoran en tiempos convulsos y de forma inesperada al pertenecer a bandos contrarios.


Ambos se conocen cuando César, que había estado tiempo detrás de la pista de Chabrol para hacerle rendir cuentas por su papel durante la dictadura, encuentra al abuelo de Marlín, a quien apenas le queda un aliento de vida debido a su enfermedad. El amor es más fuerte que las diferencias políticas, por lo que César y Marlín acaban casándose. Tiempo después, César sufre un accidente del que sobrevive milagrosamente gracias a la biogenética y, debido a que le espera una lenta recuperación, se trasladan a Casa Tornés, la mansión familiar de Marlín, en la que se encuentra Lupín, el robot doméstico que su abuelo construyó para ella.


A partir de entonces, irremediablemente volverán los fantasmas del pasado, escondidos en un hogar demasiado grande para los dos. Los recuerdos de una familia poco convencional, la sombra de la dictadura y el exilio, y César, que no parece el mismo desde el accidente.


Compré esta novela en la Feria del Libro de Madrid de este año, y lo primero que pregunté al editor fue si era una novela de terror. El ambiente oscuro de la portada, la mirada directa del robot y la fantasmagórica figura femenina me sugerían que podía ser de este género, pero no es del todo así: Asimilación es una novela de ciencia ficción. No puedo dar demasiados detalles sobre lo que a mí me parece que es el meollo de este género literario de la novela, ya que si os interesa es mejor que lo descubráis vosotros, pero lo que sí que puedo decir es que la ciencia ficción se desprende de Lupín, el androide doméstico, un ser programado para asistir a Marlín, cuidarla y protegerla por encima de todo, y también de las referencias que hace la autora a otros libros del género, ya que tanto la protagonista como su abuelo son fieles lectores de los clásicos. Asimilación tiene un trasfondo político, lo que es la clave de las decisiones de los personajes, las ansias de poder a cualquier precio y las consecuencias de sus actos. Es una novela narrada desde la perspectiva de Marlín, lo que te hace entender lo que entiende ella, creer lo que ella cree y llegar a estar tan confuso y sentirte tan engañado como ella lo ha estado.


Decía al principio de este artículo que la historia me tenía descolocada, y es porque el contexto político me había abrumado un poco y no me estaba permitiendo entender lo que realmente estaba viviendo Marlín. Sin embargo, llegados a un punto de la novela en la que ella empieza a investigar en los archivos de sus abuelos, a descubrir sus experimentos, a comprender el potencial de una droga que desarrollaron... A partir de entonces es cuando para mí la novela da un giro tremendo y me atrapa, para culminar de una manera que no me esperaba y que merece mi aplauso.


Es una novela corta y entretenida. Es ciencia ficción transhumanista que explora los límites de la naturaleza humana, la transformación, la asimilación de lo ajeno con cierto toque lóbrego. Está muy bien escrita y me ha gustado conocer a la autora en la que es ya su tercera novela publicada, tras Huella 12 y Planeta Olvido.

コメント


 Posts destacados
Posts recientes
bottom of page