top of page

Anécdotas de escritora #3: primeros eventos (firmas y presentaciones)

Aunque publiqué mi primer libro en octubre de 2014 —madre mía, ¡hace ya 9 años!—, no hice mi primer evento literario oficial hasta septiembre de 2015, y realmente no fue una presentación, sino una firma de libros. Como ya os conté en los posts anteriores, no pude presentar mi libro como la editorial me había ofrecido, ni pude distribuir los libros por mi ciudad por mí misma en grandes librerías, así que cambié de estrategia: intentarlo en las librerías independientes.

Tuve la suerte de conocer a un empresario del barrio de Benalúa, en Alicante, a través de mi abuela Juana, (que siempre fue y será mi mejor representante), que tenía un pequeño quiosco-librería. Con una gran implicación me hizo un espacio en su local un sábado por la mañana, puso carteles en la entrada, lo anunció en el periódico y ese mismo día me iba presentando a los vecinos que iban entrando dándome la oportunidad de poder hablarles de mi libro. Fue una mañana estupenda, con una gran acogida. También recibí la visita de familiares y amigos, incluso de una antigua profesora, que me dieron su apoyo. En eventos de este tipo, especialmente en los primeros, en los que no sabía si alguien se acercaría a mi mesa, si alguien tendría algún interés por mi libro, era agradable y reconfortante ver caras conocidas. Aquel día se vendieron 20 ejemplares de Último tren a la Tierra, y después me fui a comer a mis amigas. Fue una primera experiencia muy bonita. Desafortunadamente, tiempo después esta librería tuvo que cerrar, pero siempre quedará en mi recuerdo como la primera que me dio su apoyo y accedió a vender mis libros.








Después de esta vinieron muchas más oportunidades. Presenté La noche perpetua por primera vez en diciembre de 2015 en el bar de un familiar. Debo decir que los locales que no son librerías no siempre son los más adecuados para presentar un libro, especialmente porque la gente no lo espera, no va allí a eso, y en el caso de los bares suele haber ruido de fondo que resulta incómodo la hora de hablar en público. Lo bueno es que adaptaron un espacio para la presentación, pusieron sillas para todos los asistentes y después ofrecimos un picoteo. Si tenéis la oportunidad de hacer una presentación o un evento literario en un bar, cafetería o similar, comprobad la zona que van a habilitar para ello, el espacio que tenéis y la acústica. Cualquier oportunidad es buena para poder presentar vuestro libro, especialmente si lo habéis autopublicado, así que si la opción que tenéis es de este tipo, también debéis tener en cuenta la promoción que le vais a hacer al evento. Si es un local en el que ya se hacen este tipo de reuniones puede que tengan público habitual que esté acostumbrado, pero si no, intentad que desde el local también se impliquen para atraer a la gente.

Al empezar a formar parte de Escritores en su tinta a finales de 2015, cuando todavía no estaba constituida la asociación, sino que éramos un grupo de escritores que se juntaban para compartir su afición, también pude avanzar e ir cada vez un poco más lejos con mis libros. Participé en la Feria del Libro de Alicante en 2016, en la Feria de autores en el C.C. Aljub de Elche, que organizaba este grupo y posterior asociación, en los años 2016, 2017 y 2018; presenté mi novela Piel metálica en el V Festival de Cine Fantástico de Elche en 2017; he llevado mis libros varios años a la Feria de Sant Jordi en Elche y de Santa Caterina en Monóvar y he presentado mis libros en librerías de Valencia y Madrid. Como ya os adelantaba en el post anterior, al empezar en el mundo literario me había sido imposible poner a la venta mis libros en El Corte Inglés. Sin embargo, Escritores en su tinta colaboraba desde hacía años con Ámbito Cultural en su delegación de Elche y a principios de 2018 presenté allí Piel metálica, al igual que otros autores de la asociación que también pudieron presentar sus libros. ¿Quién me lo iba a decir unos años antes?


Por lo tanto, si os gusta escribir, si vais a publicar o habéis publicado ya, y especialmente si autopublicáis, es importante que os mováis por vuestra zona, intentéis hacer presentaciones y conozcáis a otros autores que os puedan guiar y de quienes podáis aprender. En los eventos literarios se puede conocer a mucha gente, ya sea participando o pasando a hacer una visita. Ya sabemos que escribir es una tarea bastante solitaria, pero a la hora de publicar estamos mostrando al mundo una parte de nosotros y siempre es bueno aprender de quienes antes ya han recorrido parte de ese camino. Tras la pandemia, muchos eventos literarios se han adaptado al mundo digital, y, nos guste o no, las redes sociales y los blogs se han convertido en un potente escaparate literario. Esta es una herramienta más que tenemos los escritores para promocionarnos.

Comments


 Posts destacados
Posts recientes
bottom of page