Éxodo (o cómo salvar a la reina), de David Luna

La novela de la que voy a hablar esta semana es Éxodo (o cómo salvar a la reina), de David Luna Lorenzo, ganadora del premio UPC 2016 y publicada por Apache Libros. En mi último pedido a la editorial compré Nistagmo, de Bruno Puelles, cuya reseña también podéis leer en este blog, y este libro, que terminé de leer hace unos días.


Aunque ha publicado varios libros, esta es la primera novela que leo de David Luna. No sabía de qué trataba, apenas una ligera idea al leer la sinopsis, y tampoco había leído comentarios previos, por lo que empecé a leerla sin expectativas, lo que no siempre es posible, pero que sin duda hace que pueda formarme una opinión clara y sin influencias de una historia. En otros casos he leído novelas muy bien valoradas por otros lectores y al terminar no solo no alcanzó mis expectativas, sino que me decepcionó. Pero claro, ya no sé si fue porque realmente no me gustó, o porque mis elevadas expectativas distorsionaron mi percepción. No ha sido este el caso con Éxodo (o cómo salvar a la reina).

La historia se desarrolla en Zigurat, un planeta hostil habitado por una colonia de humanos que han evolucionado hacia una sociedad similar a la de las abejas, son los cazzianos. Cuando el verano se acerca, y por tanto las altas temperaturas, toda la colonia debe prepararse para el éxodo a lugares más fríos, lo que supone mantener una infraestructura que especialmente permita la supervivencia de la Reina. No será un viaje fácil, en el que no solo está en juego el futuro de los cazzianos ante las peligrosas criaturas que los acechan y amenazan, sino también su propia condición, que el protagonista, el capitán de la Guardia Real, se cuestiona constantemente. Él cree que todavía le queda algo de humanidad, y se esfuerza por conservarla al mismo tiempo que lucha por mantener viva la comunidad que han llegado a ser. Pero sobre todo y ante todo, hay que salvar a la Reina.


Mientras leía la historia pensaba en qué aspectos del libro podría mencionar aquí y la verdad es que me ha costado un poco decidirme, ya que la historia transcurre de forma muy ágil, toca varios temas de los que poder hablar y tampoco quería entrar en detalles, aunque alguno lo comento más abajo en el apartado de Spoiler Alert, como siempre, para no fastidiar el libro a nadie.


Como decía, la historia se desarrolla de forma muy ágil y precisa, no me ha parecido que hubiera nada que sobrara, todo lo descrito está hecho para que el lector ponga los pies en Zigurat y sienta la preocupación y la angustia a la que los personajes están sometidos casi constantemente. La atmósfera, el entorno está bien descrito, es fácil imaginarse el planeta, aunque el autor no entra en demasiados detalles, pero al menos yo me hago una idea de cómo puede ser, completando huecos con la imaginación, la colmena en la que viven, las estancias y habitaciones, y todo lo que encuentran en su éxodo.


El capitán de la Guardia Real, que es el narrador, cuenta la historia como si estuviera enviando su mensaje, esta crónica del éxodo, a la Tierra. No solo cuenta los acontecimientos, sino también sus impresiones y sentimientos, y los cambios y diferencias que encuentra con respecto a los humanos, eso que algún día fueron y que cada vez queda más lejos de aquello en lo que se están convirtiendo. Él dispone de unos "holos", que consigue de forma privilegiada y clandestina, y que se debe tratar de vídeos, documentales u hologramas sobre la vida en la Tierra, la que le queda ya muy lejana y que posiblemente nunca haya conocido de primera mano, pero de la que en cierto modo siente nostalgia por haber formado parte alguna vez.


La historia me ha gustado, especialmente por su ritmo rápido y porque quería saber lo que iba a pasar a cada nuevo capítulo. ¿Qué nueva amenaza podrían encontrarse los cazzianos? ¿Conseguirían completar el éxodo con éxito? ¿Lograría el capitán de la Guardia Real mantener la humanidad que le queda o acabaría sucumbiendo a los nuevos instintos como el resto de la población? Si queréis conocer las respuestas tendréis que leer el libro. Me ha gustado la forma de escribir del autor, por lo que seguramente este no sea el único libro que lea suyo.


***************************************************************************************


SPOILER ALERT


Aquí comentaré dos aspectos de la historia más en profundidad.


Lo primero: ¿Por qué Zigurat? Una de las cosas que más me llamó la atención de la historia es por qué esta comunidad se ha quedado a colonizar Zigurat. Es un planeta hostil, con criaturas que amenazan su supervivencia, no por nada en especial, sino por la ley del más fuerte, por la simple evolución, porque harán cualquier cosa para mantenerse con vida, o para defenderse si se creen en peligro, igual que los animales. Los cazzianos son pequeños, están en minoría, y aunque preparan estrategias de combate y están armados, poco daño infligen en sus adversarios, para quienes no deben ser más que una mosca cojonera. Y esos adversarios son tremendamente grandes: las moles, que no se describen demasiado, pero por su nombre y tamaño, su paso por cualquier lugar ya resulta devastador; escarabajos gigantes, piojos gigantes... Y lo que pienso es que, en ese caso, los cazzianos tienen una cualidad humana que es el sedentarismo. Ellos migran cada verano para buscar tierras más frías, como muchos animales. Pero el verdadero éxodo sería abandonar Zigurat y buscar un lugar más cómodo en el que vivir. En cierto modo son sedentarios, porque incluso con todas las dificultades se han acostumbrado a vivir allí, han adaptado su forma de vivir a las circunstancias y han creado un ciclo de vida. ¿Por qué fueron allí? ¿Por qué se quedaron? ¿Cuándo comenzó ese cambio hacia su sociedad colmena? Realmente todas estas preguntas no necesitan respuesta si como lectores aceptamos que la historia no va de esto, aunque me parece curioso y me pregunto los motivos de esta colonia en un lugar tan inhóspito.


Lo segundo: Todo por la Reina. Sí, con mayúscula, porque es como Dios, el dios de los cazzianos. Durante toda la novela el protagonista se cuestiona su propia humanidad, esa que cree que está perdiendo, al igual que sus compañeros de la guardia, el resto de la comunidad o incluso Xen, su amante, que al principio es escéptica con esa forma que tienen de vivir, con ese amor incondicional que todos sienten hacia la Reina, pero que de repente cambia de actitud y acepta esa nueva naturaleza hacia la que están abocados irremediablemente. Y es que la Reina no tiene ningún mérito más allá del de haber sido más rápida y fuerte que sus hermanas con las que debía competir por esa posición en la comunidad. No hace más que copular y engendrar, nada más. No es más inteligente que otros, no ordena, no dirige, no decide, solo está para asegurar la continuidad de la especie, y solo es especial porque es la única hembra capaz de hacerlo, pues todas las demás son estériles. ¿Tendría la Reina la misma importancia si el resto de hembras también pudieran engendrar? ¿Desembocaría su sociedad hacia algo distinto, más humano, como diferentes familias? ¿Seguirían sintiendo esa ciega devoción hacia la Reina, si hubieran podido crear por sí mismos algo más importante que ella? Realmente poco importa esta reina, ni más ni menos que cualquier otra, puesto que la ejecutan cuando no queda más remedio y el ciclo vuelve a empezar. Adoran y adorarán a cualquier reina porque ninguna es especial, ninguna ha conseguido reconocimiento por más méritos que ese, de ahí que sea el miembro de la comunidad más importante para mantenerla viva, y a la vez el más insignificante para el resto de funciones. Como en toda sociedad, los miembros entre sí se complementan. Pero creo que lo que ha deshumanizado a esta comunidad es la pérdida del valor del individuo y la falta de elección personal. Hay a quienes les ha tocado ser guardias, exploradores o enfermeros y aún tienen cierto valor, pero les puede tocar ser escudo o conejillo de indias de comida posiblemente envenenada y simplemente mueren para proteger a los demás. Así es y será.


Y el libro termina como comienza, dando la bienvenida a una nueva reina, completando el ciclo. Y es que a mí me encantan este tipo de historias, las que acaban de esta manera, cerrando el círculo, por lo que me ha parecido redonda, nunca mejor dicho.

 Posts destacados
Posts recientes